El viento a favor que seguirá empujando a Vapores

por El Mercurio Inversiones
23 noviembre 2020

 

La naviera, que podría pagar dividendos por primera vez en casi una década, se beneficiaría de las renegociaciones de contratos en tarifas.

El período noviembre y abril será clave para Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV), la naviera chilena que es propietaria de 30% de Hapag-Lloyd, la quinta mayor naviera a nivel global. Es la temporada en que se firman los contratos de tarifas que estarán vigentes en gran parte del año 2021. 

Y los analistas son optimistas de que estos serán más de lo que han estado vigentes este año, en una industria que ha sido menos afectada por la pandemia de lo que muchos anticiparon en los primeros meses de la crisis sanitaria a nivel mundial. 

Esto se reflejó en los resultados reportados de la naviera , anotando utilidades por US$ 120,6 millones en lo que va de año, impulsado por un incremento en la última línea de la compañía alemana al llegar a los US$ 605 millones. De esta manera y pese a la pandemia, la firma podría estar en condiciones de pagar dividendos por primera vez desde 2011.

Según dicen analistas, las proyecciones seguirían siendo positivas para la filial de CSAV, de la mano de las altas tarifas de fletes y mejores perspectivas comerciales tras las elecciones de Estados Unidos. 

"Vemos un upside en el mediano plazo producto de las renegociaciones de contratos”, dijo JP Morgan en un análisis para clientes sobre Hapag-Lloyd. La firma ve que la naviera alemana se verá beneficiada de las negociaciones que se establecerán en los siguientes meses. Dice que cerca de un tercio del volumen del grupo corresponde a tarifas de flete contratadas a 12 meses, y otro tercio a contratos más cortos. Estas tarifas contratadas serán renegociadas entre noviembre de 2020 y alrededor de abril de 2021. "Claramente, el entorno es favorable en la actualidad, con tarifas al contado que subieron 100% interanual en varios carriles. La gerencia de la compañía parece confiar en que las tarifas contratadas aumentarían como resultado de las renegociaciones”, indicó el banco de inversiones estadounidense.

De este modo, la intermediaria reiteró su recomendación de sobreponderar dada la positiva visión para la industria y el potencial alcista para las previsiones del 2021, subiendo al mismo tiempo el precio objetivo de Hapag-Lloyd a 70,18 euros.

Guillermo Araya, gerente de Estudios en Renta4, destacó que las revisiones al alza para las acciones de la compañía alemana, lo que permite anticipar mejores expectativas para Vapores. 

“Si uno piensa que tendremos un 2021 sin pandemia y con una guerra comercial tendiendo a disminuir, el tráfico internacional debiera aumentar el próximo año, lo que sería una buena noticia para Hapag-Lloyd y por lo tanto para Vapores”, expresó el analista.

 

Sigue leyendo en El Mercurio Inversiones


Compartir en: