Las dos estrategias que se pueden tomar con las OSA de SQM-B

por El Mercurio Inversiones
06 abril 2021

Las Opciones de Suscripción de Acciones para participar del aumento de capital de la minera ya se transan en el mercado. Estrategas difieren sobre el mejor camino a tomar.

Los accionistas de SQM han recibido en sus casillas de correo un mensaje especial de sus corredoras de bolsa en los últimos días: el anuncio de que pueden suscribir acciones de la minera a un valor de US$ 50 por papel. La cifra, que equivale a $35.895 este martes, está 8,5% por debajo del valor de mercado de la acción de SQM que transa en $38.940.

En el mercado se conoce como opción de compra, un derecho que se puede transar bajo el nemotécnico SQMB-OSA. “Cada acción ordinaria de SQM Serie B registrada el 20 de marzo de 2021 tiene derecho a recibir 0,186430441 de un derecho de acción transferible para suscribir acciones ordinarias de la Serie B” con un límite hasta el 24 de abril, dijo la compañía.

Se trata de un tipo de operación con la que muchos inversionistas no están familiarizados y que, por ello mismo, presenta desafíos a la hora de aprovecharla. No obstante, distintos estrategas señalan que se trata de una oportunidad para lo que recomiendan dos alternativas.

La primera es suscribir, comprar la nueva acción y luego decidir que hacer con ella. “Cómo se pueden suscribir los derechos de las opciones a US$ 50 por acción, recomiendo hacerlo, porque tiene un descuento respecto al precio actual”, dice Rodolfo Friz, analista y consultor en Koncept. “Lo que uno haga después de recibir las acciones depende de lo que proyecte sobre la evolución del precio de SQM-B en relación a la evolución de la cotización del litio”.

En Nevasa también recomiendan suscribir las SQMB-OSA, aunque vender las nuevas acciones de SQM-B inmediatamente a precios de mercado tras recibir los nuevos títulos en custodia. Así, los accionistas podrían aprovechar ese descuento aproximado de -7,9% hasta este viernes entre las SQMB-OSA y SQM-B, dado que el precio de suscripción era de $36.091 por título y los papeles de “Soqui” cerraron en $39.200.

La alternativa obvia es vender la opción OSA en el mercado, tal como si se tratara de una acción. "Si no tienes US$ 50 para pagar la suscripción por acción, se puede vender en el mercado a un valor cercano a la diferencia entre el valor de mercado y de la ejecución, ayer estaba cerca de US$ 4”, dice Jorge García, gerente de inversiones en Nevasa. El mercado valoriza ese instrumento en un valor que está entre el precio de mercado de SQM-B y el valor de suscripción de US$ 50, el cual va variando de acuerdo al tipo de cambio y el precio del título de la minera. Actualmente ese precio de SQMB-OSA cotiza en $3.198 por opción.

Vender la OSA es una estrategia que varios en el mercado recomiendan. “El descuento que ofrecen las opciones de suscripción es poco, dado que los precios hoy internalizan ampliamente el crecimiento que tendrá el litio y la industria de los autos eléctricos”, dice Cristián Araya, gerente de renta variable en VanTrust Capital. Cabe recordar que el descuento de cerca de -7,9% de este viernes entre las opciones y SQM-B es inferior a un descuento “atractivo” de cerca de -19%, según una estimación de cuatro agentes y publicada el 3 de febrero.

“Tenga una postura más hacia la venta de las SQMB-OSA, dado que si el IPSA intenta subir hacia los 4.950 puntos, SQM-B podría subir algo más y sería una oportunidad para vender las SQMB-OSA”, dice Cristián Araya de VanTrust Capital.

En la misma línea, en Renta4 no recomiendan suscribir las opciones de SQMB-OSA. “Dado que nuestro precio objetivo hacia los próximos doce meses es de $32.000 por acción; al ser consistente con mis estimaciones, no puedo recomendar suscribir a US$ 50 por acción”, dice Guillermo Araya, gerente de estudios en Renta4. “Por lo tanto mi recomendación es ‘no suscribir’, dado que el precio de suscripción está por sobre mi precio objetivo y lo coherente es hacer hoy la utilidad, vendiendo las acciones y las opciones”.

No obstante, vender la OSA tiene un trato tributario distinto al de suscribir y luego vender la acción. “Dado que las opciones de suscripción (SQMB-OSA) no tienen presencia bursátil, al venderlas (y obtener rentabilidad) se tendrá que pagar impuestos porque está afecto a la ganancia de capital”, dice Rodolfo Friz de Koncept.

LA TERCERA OPCIÓN: NO HACER NADA

Este derecho de suscripción busca incentivar a que los accionistas de la serie B de SQM participen del aumento de capital por US$ 1.100 millones que anunció la empresa. Para ello, ofrece este instrumento llamado Opción de Suscripción de Acciones (OSA) que permite adquirir parte de las nuevas acciones que emitirá la firma a un precio de descuento.

En este contexto, a las alternativas ya mencionadas -suscribir o vender la OSA-, se suma un tercer camino: no hacer nada. Es decir, dejar vencer las SQM-OSA, dado que cuando llegue el plazo límite del 24 de abril serán eliminadas. En caso de que suceda eso, habrán quedado opciones sin suscribir y SQM podría llamar a un segundo periodo de suscripción de las opciones SQMB-OSA a sus accionistas. Claramente, un posible segundo período de suscripción no garantiza que haya un descuento mayor ni condiciones más convenientes.

Desde Renta4 explican que "dejar vencer la opción no es una alternativa, porque se pierde el valor", dice Guillermo Araya.

 

El Mercurio Inversiones


Compartir en: