Por qué hay que invertir de todos modos en SQM (Fuente: El Mercurio Inversiones)

por Guillermo Araya
07 junio 2018

Cuando la confusión surge entre los inversionistas, hay un consejo que conviene seguir: siempre volver a los fundamentales. Es un consejo que vale la pena analizar, especialmente si por estos días estás decidiendo comprar o vender SQM-B. La acción ha tenido una importante caída este martes y miércoles por el gran ajetreo que ha tenido la noticia publicada en La Tercera de que Julio Ponce Lerou, el histórico controlador de la compañía volvía como asesor. Esto, luego de que el acuerdo con Corfo, firmado en enero, condicionaba que no asumiera cargos ejecutivos, ni directivos, pero sin aclarar si podía asumir asesorías. 

Las nuevas autoridades de Corfo entendieron rápido que no había nada en el contrato que impidiera la decisión de la empresa. No obstante, al tratarse de Soqui, una firma que ha estado en medio de los conflictos más grandes que han afectado al sistema político en los últimos años, se ha generado una gran controversia con críticas del sector empresarial, del sector político y de muchos inversores. 

Pero en medio de este ruido, los fundamentos, las estimaciones de cómo se moverán los futuros flujos de la compañía, dicen que las acciones de SQM y sus empresas asociadas siguen siendo una buena alternativa. Y es que con o sin Julio Ponce, con o sin Tianqi, con o sin Nutrien, el litio seguirá siendo el factor determinante de los flujos de la compañía SQM-B

Claramente el análisis fundamental también está sujeto a distorsiones y a controversias. Esto ocurrió hace unas semanas, debido a las opiniones contradictorias emitidas por Morgan Stanley, un banco de inversión que actuó de manera simultánea como analista de acciones y como asesor de Tianqi en la compra de la parte de Nutrien (ex Potash) en SQM. Por una parte Morgan Stanley anunció que el aumento de producción que realizará SQM  iba a hundir los precios desde los US$ 16.400 que promedió la tonelada de litio en el primer trimestre de año a US$ 7.700 en los años que vienen. Por eso, fijó un precio objetivo para la acción de SQM de US$ 44, lo cual acompaño a una fuerte venta de la acción por parte de inversionistas internacionales. 

Paralelamente, Morgan Stanley recomendó a la china Tianqi comprar las acciones de SQM a US$ 65. Esto, de acuerdo al modelo, es consistente con un precio de largo plazo para el litio de US$ 10.500. Como ya saben, en mayo Tianqi compró a ese precio las acciones de SQM-A que tenía Nutrien en su poder. 

Este precio, que ya es mucho más alto que el que recomendó en primera instancia a los inversores, sigue siendo conservador. Está basado en escenarios que no incluyen el enorme crecimiento que tendrá la demanda anual de litio entre 2025 y 2028, cuando los grandes conglomerados de automóviles se lancen a producir a gran escala autos eléctricos. BMW, Mercedes, Fiat, Totoya, y varios otros generarán un enorme incremento de la demanda. De las 200.000 toneladas de litio que se demandaron en 2017, se subirá a 700.000 en 2025. Pero en 2028, la demanda será de 3,1 millones. Son cifras que sostienen precios mucho más altos para esta materia prima que seguirá de moda en el largo plazo. 

Este es el tema que debe considerar el inversionista que analiza SQM. El riesgo político o legal al que puede estar sometida la empresa, ya es mucho menor que el que había pues sigue siendo efectivo el contrato firmado con Corfo a inicios de año y que da certidumbre a la empresa para operar y a Chile, pues el país consiguió condiciones bastante favorables para captar valor de este negocio. ¿Conviene invertir en SQM en medio de este ruido? Si se pone nervioso al leer los diarios, quizás no. Pero si cree en los fundamentos, entenderá que la acción de SQM ofrece un enorme potencial que no le conviene dejar de lado.  

(Fuente: El Mercurio Inversiones) .Ver más


Compartir en: