Riesgos Involucrados en la Gestión de Activos

La rentabilidad de los activos están sujetas al riesgo propio de las inversiones, por lo que los resultados pueden ser favorables o adversos al Cliente. En consecuencia, el monto invertido puede aumentar o disminuir en función de la valorización de los activos a precios de mercado. 

El Cliente conoce los riesgos asociados a la gestión de activos. Entre otros riesgos, y a modo meramente ejemplar, el Cliente debe conocer que en los mercados de valores y de divisas, existen, entre otros, relevantes riesgos de mercado, constituidos principalmente por la volatilidad propia que tienen los precios de los valores, títulos y divisas transadas; riesgos de emisores; riesgos dados por los países de origen de los valores transados y de sus monedas; y, riesgos de liquidez. 

El Cliente, está consciente y acepta que cualquier predicción económica o financiera que sirva de base a las decisiones de inversión pueden resultar erróneas, asumiendo el Cliente las consecuencias que de ellas pudieran derivarse. 

I. VALORES DE OFERTA PÚBLICA DE EMISORES NACIONALES
1. Instrumentos de Renta Fija.
Los instrumentos en renta fija son títulos representativos de obligaciones a mediano y largo plazo, emitidos por entidades privadas y por el Estado, con el fin de obtener recursos que permitan el financiamiento de los activos del emisor. 

El emisor de un instrumento de renta fija adquiere un compromiso de devolución del capital y, de un pago de intereses sobre lo prestado. Desde el punto de vista del comprador, los instrumentos de renta fija son una alternativa de ahorro, cuya renta se conoce de antemano, si se decide mantener la inversión hasta la fecha de vencimiento pactada. En caso que se decida vender el instrumento antes de su fecha de vencimiento, el precio de éste puede variar de acuerdo a las condiciones de tasas de interés prevalecientes en el mercado. 

La inversión en valores de renta fija no está exenta de riesgos, ya que si bien estos instrumentos representan una obligación de pago por parte del emisor, éste podría no cumplir con sus obligaciones de pago. 

Otro riesgo asociado a este tipo de instrumentos es la posibilidad de que el emisor pre-pague el instrumento, en caso que éste último tenga esta facultad. Otro riesgo relevante en este tipo de inversiones tiene relación con el riesgo de liquidez, el cual está directamente relacionado con los montos transados del instrumento en el mercado secundario. 

2. Intermediación Financiera.
Se denominan instrumentos de intermediación financiera a aquellos papeles representativos de obligaciones, principalmente de corto plazo y menores a un año, que obedecen a emisiones de carácter único, no seriadas. Estos instrumentos son emitidos por Bancos e Instituciones Financieras privadas, Sociedades Anónimas e Instituciones Públicas, con el objeto de financiar la gestión de corto plazo del emisor, o bien, para operar como un instrumento de regulación monetaria. Desde el punto de vista del comprador, estos instrumentos son una alternativa de ahorro de corto plazo Los instrumentos de intermediación financiera tienen riesgo de no pago por parte del emisor. Si se trata de títulos públicos, se entiende que este riesgo es muy bajo. Sin embargo, tratándose de títulos privados el riesgo adquiere importancia y se hace necesario analizar otros factores que permitan dimensionar el verdadero riesgo que se asume. Importante entonces será identificar en este punto si existen garantías reales por parte del emisor, o si la emisión cuenta con algún seguro estatal, a objeto de cuantificar la pérdida máxima que habría que asumir en caso de no pago por parte del emisor. 

3. Fondos Mutuos.
Un fondo mutuo es el patrimonio conformado por aportes de dinero que hacen personas naturales y jurídicas, el cual es invertido en instrumentos financieros autorizados por ley o las normas administrativas impartidas al efecto, y cuyo objetivo es maximizar el beneficio para el Fondo y sus partícipes. 

Los aportes que se realizan a un fondo mutuo determinado quedan expresados en "cuotas" de igual valor, emitidas en moneda nacional o extranjera (según lo señale el Reglamento Interno), representadas por certificados nominativos. La rentabilidad que generan los fondos mutuos es esencialmente variable y, por tanto, no está garantizada. 

En general, los fondos mutuos permiten controlar los riesgos al permitir una mayor diversificación, pero no se está ajeno a la posibilidad de sufrir pérdidas puesto que el capital está invertido en valores cuyo precio oscila al alza o a la baja, dependiendo de la evolución de los mercados financieros. 

El riesgo asociado de un fondo mutuo está directamente relacionado al riesgo de la cartera de activos administrados. 

Los fondos mutuos ven afectado su desempeño por distintos tipo de riesgos, entre los que se encuentran: (i) riesgo emisor o riesgo de crédito: deriva de las expectativas que asigna el mercado al no pago por parte del emisor de las obligaciones comprometidas en el instrumento financiero objeto de inversión del fondo mutuo; (ii) riesgo de tasa: se refiere al efecto que producen los cambios en la tasa de interés en la valoración de los instrumentos de deuda de un fondo mutuo; (iii) riesgo de precio: está asociado a los cambios en los precios de los activos del fondo por cambios en las condiciones generales de mercado o particulares de cada activo; (iv) riesgo de inflación: es el riesgo que tienen los precios de los activos financieros de un fondo asociados a cambios en las condiciones de inflación; (v) riesgo tipo de cambio: es el riesgo que enfrentan los fondos mutuos que tienen parte o la totalidad de su cartera invertida en instrumentos denominados en alguna moneda extranjera, dónde la inversión se hace en pesos chilenos; (vi) riesgo país: es el riesgo asociado a los precios de los activos de los fondos, frente a cambios en las condiciones económicas o de mercado que puedan darse en un país en particular; (vii) riesgo sectorial: es el riesgo asociado a los precios de los activos de frente a cambios en las condiciones de mercado que pueden darse en un sector industrial en particular; (viii) riesgo de liquidez: es el riesgo asociado a que las inversiones del fondo mutuo no puedan ser convertidas fácilmente en efectivo; (ix) riesgo de mercado: mide la sensibilidad del fondo mutuo frente a cambios en las condiciones generales de mercado; y (x) riesgo de reinversión: es el riesgo de acceder, en la fecha de vencimiento de los activos, a los mismos términos y condiciones financieras que se tenían al momento de adquirirlos. 

4. Fondos de Inversión.
Los fondos de inversión son patrimonios compuestos por aportes de personas naturales y jurídicas, para su inversión en valores y bienes que la ley autoriza. Estos aportes quedan expresados en cuotas de participación, nominativas, unitarias, de igual valor y características, las que no pueden ser rescatadas antes de la liquidación del Fondo. 

Los precios de las cuotas de un fondo de inversión son esencialmente variables, pudiendo subir o bajar, de acuerdo al comportamiento de una serie de factores de índole financiero similares a los factores de riesgo que afectan a los fondos mutuos. 

5. Acciones.
Son instrumentos financieros representativos de las partes en que se ha dividido el capital de una sociedad anónima, otorgando el derecho a sus propietarios o accionistas a recibir una fracción de las utilidades generadas de la compañía emisora de estos valores, representando un título de propiedad sobre una fracción del patrimonio de la empresa. 

Los precios de las acciones son esencialmente variables, pudiendo subir o bajar de acuerdo a varios factores financieros, que afectan principalmente las expectativas sobre la tasa de crecimiento de las utilidades futuras de la sociedad, la tasa de interés y el riesgo asociado a la operación y/o las condiciones de la compañía. Un factor de medición del riesgo de una acción es su volatilidad, la que mide el grado de oscilación del precio de un valor con relación a un valor medio. A mayor volatilidad, mayor probabilidad de pérdidas y/o ganancias y, por tanto, mayor incertidumbre y riesgo. 

6. Opciones.
Una opción es un contrato por medio del cual el comprador o titular adquiere a un cierto precio, llamado prima de la opción, el derecho de comprar o vender a un precio prefijado (de ejercicio) un activo durante un plazo establecido. Ejemplos de activos subyacentes pueden ser acciones de una sociedad, monedas, tasas de interés, entre otros. 

Vencido el plazo de vigencia de la opción, el derecho expira. En dicho contrato, el vendedor o lanzador se obliga a vender o comprar las acciones al precio prefijado si lo requiere el comprador o titular dentro del período especificado. 

Las opciones son un buen instrumento para cubrir riesgos de precios, pues con ellas se transfiere el riesgo de pérdida. En el caso de las opciones de compra, las pérdidas están acotadas, pero no así las ganancias ante una evolución positiva de los precios. Las opciones son además un buen instrumento para tomar posiciones especulativas ante una previsión de evolución de precios. Por ejemplo, en las opciones de compra los errores de previsión no suponen graves pérdidas, ya que las opciones no se ejercen y la única pérdida que se asume es la prima pagada. 

II. MONEDA EXTRANJERA.
Cabe dentro de esta categoría cualquiera moneda extranjera para la cual exista cotización periódica en el mercado, sea ésta informada por el Banco Central de Chile, por servicios electrónicos de acceso público u otros similares. 

Un primer factor constitutivo de riesgo en la divisa son las fluctuaciones de precio que pueda tener por condiciones de escasez temporal dentro del mercado local. Lo mismo puede ocurrir en casos de inestabilidad de la economía y/o política que afecten los flujos de oferta y demanda de moneda extranjera. Otro factor de riesgo, lo constituyen la variabilidad de las políticas de demanda agregada, así como también las decisiones de política monetaria y cambiaria de una economía. 

III. VALORES DE EMISORES EXTRANJEROS (que sean fiscalizados por un organismo de similar competencia a la SVS)
El riesgo en la inversión en valores extranjeros está dado según el tipo de valor que se trate. Los riesgos asociados a estos instrumentos son similares a los riesgos asociados a los mismos tipos de instrumentos locales pero en un mercado foráneo. 

IV. OTROS INSTRUMENTOS.
1. Contratos de derivados celebrados en Chile o en el extranjero.
Estos contratos se caracterizan porque su valor de cotización se basa en el precio de otro activo, es decir, depende del valor de un activo subyacente. Los activos subyacentes más utilizados por el mercado de derivados suelen ser acciones, índices bursátiles, instrumentos de renta fija, tipos de cambio, tasas de interés y materias primas, entre otras. Los instrumentos derivados son utilizados por inversionistas por diversas motivaciones; principalmente como cobertura, con el propósito de cubrir el riesgo de fluctuaciones de tasas, precios y tipo de cambio de los activos administrados. Por otro lado, la especulación que utiliza el apalancamiento que se le permite para aprovechar las variaciones de precios en el mercado, y por último, el arbitraje que busca ganancias con diferencia de precios entre el mercado spot y el mercado de derivados. 

Estos instrumentos intentan controlar el riesgo de variación de precios del activo subyacente, lo que puede traer aparejado ganancias o pérdidas en la liquidación de los instrumentos derivados que son compensados por variaciones en los precios de los activos subyacentes. Además, estos instrumentos poseen riesgo de contraparte, el cual está asociado al no cumplimiento del contrato por una de las partes. Adicionalmente, tratándose de contratos celebrados en el extranjero, la inversión en estos contratos puede llevar asociado un riesgo de tipo de cambio. 

2. Notas Estructuradas.
Se entiende por notas estructuradas aquellos valores que incorporen un compromiso de devolución de capital o parte de éste, más un componente variable que está indexado al retorno de un determinado activo subyacente. 

Estos instrumentos presentan riesgo crediticio, riesgo de tipo de cambio (en el evento de notas denominadas en moneda distinta al peso chileno) y riesgo de fluctuación de tasas de interés. Además, presentan como riesgo la fluctuación del valor subyacente de la nota, derivada de factores internos de los emisores y de la economía en general, así como el riesgo de quiebra o insolvencia del emisor, pudiendo presentar riesgos adicionales en el caso en que cuenten entre sus activos subyacentes con componentes derivados. 

3. Contrato de préstamo de valores.
Los riesgos que presentan este tipo de inversiones dicen relación con la volatilidad del emisor vendido en corto y los activos entregados en garantía, en la medida que éstos experimenten alzas significativas en su valorización. 

4. Contrato de compra venta a plazo de valores.
Los riesgos asociados a estas operaciones son diferentes para el comprador (financiado) a plazo que para el vendedor (financista) a plazo. En el primer caso, el cliente comprador a plazo se expone a la volatilidad del instrumento comprado a plazo y del instrumento entregado como garantía, que podría ser el mismo, en la medida que éste experimente caídas significativas en su valorización. 

Estos contratos tienen componente de endeudamiento implícito que amplifica significativamente el impacto patrimonial frente a variaciones en el precio de los activos. 

Por su parte, para el cliente vendedor a plazo este tipo de inversiones representan una forma de inversión de corto plazo a una tasa determinada. Los principales riesgos dicen relación con la posibilidad de pre pago de la contraparte, lo que se traduciría en que la tasa de interés de la nueva operación no sea la misma que se acordó con anterioridad. Además, se debe tener presente como riesgo que el valor de las garantías enteradas por el Comprador a Plazo pueda sufrir una caída superior al 25%.

5. Contrato compra o venta a futuro de moneda extranjera.
Los riesgos asociados a este tipo de inversiones dicen relación con los cambios de precio que puede experimentar el activo subyacente definido en los contratos, los que puede involucrar retornos negativos o positivos. Sin embargo, debe destacarse que estos instrumentos pueden cumplir una función de cobertura de riesgo paras aquellas personas que realizan actividades que estén expuestas a monedas extranjeras. Adicionalmente, cuentan con un componente de endeudamiento implícito que amplifica los efectos patrimoniales de variaciones en el valor de la moneda.